88423298_2742293219141692_4816424403598311424_o

“Superponer, volver a marcar, desmarcar, enfocar, desenfocar. Para sublevarse hay que romper el orden establecido, orden de los papeles, de las imágenes, de los cuerpos, del lugar. Nada vuelve al mismo sitio, no es un rompecabezas que una vez unidas las piezas conforma siempre la misma representación. Es un calidoscopio que, a pesar de tener elementos estables como vidrios de colores o pedazos de guijarros, en cada giro cambia, rompe la sacralidad de lo que antes pudimos ver. Las relaciones simbólicas entre sus elementos, nos permiten mirar más allá de la imagen, atravesar las tramas que se tejen y destejen, se superponen para crear y cobijar otros sentidos y sensaciones”.
                                                                                                                       Ludmila da Silva Catela
6 de marzo al 25 de abril de 2020.
Museo de las Mujeres.
Córdoba, Argentina.