Todo va a estar bien

“Expresión de deseo, el desconsuelo y el penitente. Todo va a estar bien” aborda al Arte de Acción como posible acto psicomágico, como constructor de realidad y como constructor de un texto, que en la repetición, como un mantra, produce una insistencia poética casi desesperada.

En la escuela primaria, cuando éramos niños, era muy común hacer “penitencias” escribiendo 100 veces una frase resultante del acto erróneo realizado en la institución, también la repetición para fijar en la memoria las letras, las palabras y conceptos, la repetición en la escritura era sinónimo de fijación de memoria, una memoria literal. Para esta pieza propongo tomar ese mismo accionar, la repetición de la frase, como un momento de transmutación de energía, como una expresión de deseo individual hacia lo colectivo, un mantra que pueda calmar esta actualidad en la que el estado es enemigo de sí mismo.

Esta performance fue seleccionada para presentarse  durante el 94 Salón de Mayo, Museo Rosa Galisteo. 

Duración 4 horas.

Santa Fe. Argentina.

http://www.museorosagalisteo.gob.ar/exposiciones_detalle/462/94ordm-salon-de-mayo-.html

Fotos: Cintia Clara Romero